Palpitando el inicio de la Copa del Mundo, Lionel Messi aseguró que España, Alemania y Francia son los principales candidatos a consagrarse en Rusia. Además, señaló que en “cualquier lugar del mundo” se valora un equipo que llega a tres finales seguidas salvo en Argentina, en referencia a las definiciones perdidas en el Mundial Brasil 2014, la Copa América Chile 2015 y la Copa América Centenario en 2016.

“Solamente pasa eso en Argentina, porque en cualquier parte del mundo tenés una Selección que llega a tres finales seguidas y es valorada y respetada por lo que se hizo. Pero nosotros no, somos unos pechos fríos, unos cagones que no ganamos finales, que llegamos hasta ahí y nunca conseguimos el objetivo”, indicó el 10 en declaraciones a TyC Sports.

En referencia al objetivo de cara a Rusia 2018, el astro remarcó que “hacer un buen mundial es estar entre los 4 mejores, Argentina merece estar ahí por la historia que tiene. Somos los primeros en querer ser campeones, haber llegado a 3 finales y no ganar ninguna es un peso que tenemos y queremos romper esa barrera, pero no tenemos una obligación con nadie”, agregó.


Mientras que sobre el retiro temporal de la Selección, tras la Copa América Centenario, Messi explicó: “Lo pensé y me di cuenta que sería dar un mensaje erróneo para todos los que pelean por sus sueños; hay que seguir luchando e intentar conseguir lo que uno quiere”.

El jugador también se explayó sobre el entrenador albiceleste Jorge Sampaoli y afirmó: “Todo lo que hace lo vive con intensidad y siempre está al máximo, le pone el cien por cien a cualquier cosa que hace. Pero lo que no esperaba es que dijera que soy el mejor de la historia”.

“No me interesa ser el mejor de la historia, nunca me lo propuse. Cada vez que empieza un nuevo año intento ganar todo y dar lo máximo por mí y mis compañeros; intento superarme a mí mismo. Me interesa ganar cosas importantes. No me estimula competir contra Cristiano, sí los logros del Madrid”, puntualizó.

Sobre Brasil, el eterno rival de la Argentina, Leo destacó: “Creo que llegan muy bien, tuvieron mala suerte con Neymar, que estuvo parado por la lesión un largo tiempo y no sé si es bueno o malo porque estará descansado. Colectivamente son muy buenos y como grupo funcionan muy bien”.

En cuanto a la chance que tuvo para abrir el marcador en la final de 2014, Messi admitió: “Hubiera cambiado mi definición, le pegaría igual pero con más empeine; me gustaría volver atrás y volver a tener esa situación”.

“Tenemos que estar todos bien si queremos tener alguna chance en el Mundial y cada vez es más difícil, hoy cualquier equipo medio pelo se te mete atrás y te puede ganar 1-0 jugando de contra”, subrayó.

Sobre las chances de la Argentina de ganar la Copa del Mundo, el astro observó: “Decide Dios, si tiene que ser va a llegar, nosotros vamos a hacer todo lo que sea y usar todos nuestros medios para llegar bien y tratar de conseguirlo”.

Fuente: Télam

Compartir

Dejar respuesta