La boxeadora Alejandra “Locomotora” Oliveras, pentacampeona mundial, sufrió dos robos en su vivienda de la ciudad de Córdoba en dos semanas y le desvalijaron todo: los delincuentes se llevaron desde las sábanas hasta sus trofeos. Este viernes la pugilista habló en La Sal del Boxeo, por AM 1300 Radio La Salada, y contó en exclusiva que pudo recuperar puntualmente algo de lo que le robaron: la moto de su hijo.

“Hace unas horas apareció la moto de mi hijo, una moto nueva que utiliza para trabajar y la está pagando. La encontró la Policía a las 3 de la mañana y la fuimos a reconocer. Agradecemos que se están moviendo a full, por ahora es lo único que se encontró pero tengo la esperanza de que se sigan movilizando para encontrar eso que tanto costó, los premios, los equipos, los cuadros, todo lo que no se puede comprar porque me lo regalaron con cariño o me lo gané con el esfuerzo, como campeona. Pienso solamente en el boxeo, y en mi museo, lo demás algún día me lo compraré. No pido los muebles, pido la historia de la Locomotora que me robaron”, sentenció la legendaria multicampeona en la charla con Daniel Santibáñez.

Sobre estos días tan particulares, ‘Locomotora’ destacó que la llamaron de “todos los países y de toda la Argentina”. “Ni Mayweather tiene el amor y el cariño que tengo yo, eso no se compra con nada. El que me robó tiene la suerte de que yo no estaba adentro, sino iba a estar en el hospital 4 ó 5 meses”, lanzó.

“Estoy trabajando, recorriendo el país, dando charlas. No estaba en Córdoba, estoy viajando. Mi hijo me dijo que entraron y no quedó nada, que nos sacaron hasta las sábanas. Me sacaron todo lo mío, ese es el dolor”, había relatado el día anterior a Cadena 3.

En esa entrevista, la deportista aseguró que los maleantes se llevaron “toda su vida” al robar su “ropa de pelea, la chapa que gané, el título del mundo, mis zapatillas, mis fotos, mis trofeos, premios, regalos que me hicieron, mis cuadros y mi licencia de boxeadora, que tengo de la primera a la última pelea; ahí están los cinco títulos mundiales sellados”. Por eso, rogó que le devuelvan su “historia”.

“Soy una leyenda: soy la única mujer en el mundo con cinco títulos en cinco divisiones diferentes. Me rompieron mi vida, es toda mi vida la que se llevaron. Un televisor lo puedo comprar laburando, pero no voy a volver a comprar mi ropa de pelea o mis guantes con los que gané el título del mundo. Necesito que me devuelvan mi historia, mi vida, mi museo”, lamentó.

LA PELEA DEL AÑO ENTRE MATTHYSSE Y PACQUIAO

Por otro lado, Oliveras se refirió a la esperada pelea entre  Lucas Matthysse y el filipino Manny Pacquiao de este sábado, y puntualmente a la polémica por el cambio de autoridades a último momento.  “El boxeo es simple, son piñas. ¿A qué subís al ring? A cagarte a piñas, ¿y quién gana? El que lo caga a palos al otro. A un campeón como Pacquiao hay que matarlo a trompadas, Lucas sabe lo que tiene que hacer, lo tiene que cagar bien a palos, adentro del ring son dos, no hay fantasmas. Le mandé mensaje y le dije que lo tiene que cagar bien a palos. A mí me encantaría pelear contra un campeón como Pacquiao o contra Mayweather como hizo el ‘Chino’ Maidana”, apuntó.

Además, aseguró que tiene pensado volver al ring: “Estoy entrenando, quiero volver a pelear, todos saben que la FAB nunca me apoyó, desde que me peleé con Rivero me bajaron el pulgar y no pude pelear por dos años. La WPC es una entidad que existe, tiene la misma validez que la FAB, todos saben que no soy un fraude, sino estaría presa.

“Ninguna campeona es millonaria y lo sabemos, y este año voy a pelear a los 12 rounds de 3 minutos aunque tenga que pelear por el orgullo y el honor. Todas están esperando que la Locomotora suba, porque cuando yo peleo, je, no es un juego. No están esperando que la despeine, yo la cago bien a palos”, definió la pentacampeona mundial.

Compartir

Dejar respuesta