Como ya se había anticipado, será clave el peritaje de los celulares de Nahir Galarza y Fernando Pastorizzo para determinar el tipo de vínculo que mantenían, el posible disparador del crimen y si realmente se trata de un caso de violencia de género. Para el fiscal de la causa, Sergio Rondoni Caffa, es clave saber qué paso entre el 25 y 29 de diciembre, los días que transcurrieron entre la pelea a golpes que la pareja tuvo en la puerta de un boliche hasta que Nahir asesinó a Fernando.

Hoy “empieza la pericia de los celulares. Nuestra idea es definir qué pasó entre el 24 y el 25, cuando se pelearon, y qué hizo que decidieran reencontrarse el 29 de diciembre, día en el que Pastorizzo murió”, explicó a el diario Clarín el fiscal. Rondoni Raffa confía en que a través de esos últimos contactos se puede acreditar un vínculo de pareja entre los jóvenes, lo que determinaría un agravante por el vínculo y la posibilidad de que Galarza sea condenada a prisión perpetua.

A su vez, esta semana se realizarán estudios complementarios de rutina al cuerpo de la víctima para establecer, entre otras cosas, si había consumido o le habían suministrado algún estupefaciente.

Rondoni Caffa solicitó además información a Migraciones para corroborar si Pastorizzo había salido del país junto a los Galarza, a raíz de la foto difundida por el entorno del joven en la que se lo puede ver con la familia de su pareja o ex pareja en Brasil.

Compartir

Dejar respuesta