El gobierno de la Provincia de Buenos Aires le ofreció a los gremios docentes un 30 por ciento de aumento global, a revisar en el último mes del 2018, pero la propuesta volvió a ser rechazada por el Frente de Unidad Docente (que integran Suteba, FEB, Udocba, Amet y Sadop), según resultó de la reunión que se llevó a cabo este jueves a la tarde.

El adicional sería un 11% y una revisión a diciembre. Los sindicalistas presentaron una contrapropuesta, en base a la cual se volvería a negociar en los próximos días. En diálogo con C5N, el titular de Suteba, Roberto Baradel advirtió: “No puede ser que nos quieran imponer una pauta a la baja y que nos convoquen recién en diciembre”. Además apuntó a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal: “Dijo que les daba a los docentes aumentos que acompañaban la inflación, no queremos ni más ni menos”.

Aunque la cifra del Gobierno se acerca a lo que habían pedido originalmente los gremios docentes, tienen diferencias con el mecanismo de aumento. Los sindicalistas reclaman cobrar en septiembre, con revisión en noviembre y que se establezca un mecanismo de actualización según la inflación. Con esta propuesta del gobierno de María Eugenia Vidal, el salario inicial de un docente ingresante, que trabaja un turno de cuatro horas, pasará de $12.500 a $16.460. Mientras que la remuneración promedio incrementará de $24.659 a $32.372. A esto se le sumará también un plus por presentismo, de $6.000 anuales.

“Le hemos solicitado a los ministros que se comuniquen con la gobernadora para pasar a un cuarto intermedio, seguir con la negociación y resolver el conflicto, porque creemos que se puede hacer”, contó el líder sindical. Cabe recordar que este año hubo nueve ofertas de la provincia a los docentes, todas ellas objetadas por los sindicatos.

También reveló que pidieron “una reunión de infraestructura, hace más de 2 meses que murieron Sandra y Rubén en una situación que se podría haber evitado”.

Compartir

Dejar respuesta