Luego del paro que los metrodelegados realizaron ayer en todas las líneas de subte por los 16 trabajadores detenidos en medio de una protesta en el ramal H, el gremio determinó una apertura de molinetes entre las 10 y las 12 en todas las estaciones de subte “para que los usuarios viajen gratis”.

Según informó Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (SBASE), el paro de los metrodelegados afectó a 1.245.000 pasajeros que utilizan el subte a diario, por lo que se incrementó la frecuencia de 36 líneas de colectivos y se implementaron servicios especiales.

Cerca de las 19:00 fueron liberados 8 trabajadores, 7 por orden de la fiscal porteña Celsa Ramírez y otro por disposición del fiscal Juan Rozas, en tanto que quedaban detenidos los que tienen una causa en manos de la fiscal Daniel Dupuy, entre los que se encontraba Néstor Segovia.

En tanto, cerca de las 23:00 fueron liberados en la Fiscalía 12 otros siete empleados y quince minutos más tarde recuperó su libertad Segovia, quien previamente había sido trasladado al Hospital Cosme Argerich por un cuadro de hipertensión.

Salí más fortalecido que nunca. No tengo miedo de estar preso. Pensaron que nos iban a amedrentar. Sigo reivindicando nuestro pedido de discutir paritarias libres y sin techo. Después, todo lo que pasó es un circo. Le decimos a Larreta que vamos a continuar haciendo medidas y queremos discutir paritarias. No declaré porque es todo una pavada“, subrayó el secretario adjunto de AGTSyP.

El Gobierno porteño consideró “ilegal” el paro de todas las líneas de subte, no descartó eventuales “despidos” en caso de que continúen las medidas de fuerza y anunció el llamado a personal retirado para “poder garantizar el servicio”. Por su parte, Metrovías suspendió a 150 trabajadores por el paro.

Compartir

Dejar respuesta