Los trabajadores municipales porteños acordaron un 12% sin cláusula gatillo con la Ciudad

206
Télam Buenos Aires 06/08/2012 ).-El jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el subsecretario de Transporte, Guillermo Dietrich, anunciaron esta tarde la implementación de un servicio gratuito con 500 colectivos para brindar un sistema alternativo de transporte a los usuarios de subtes, ante el paro de actividades de los Metrodelegados. Foto: Fernando Gens/Télam/ef

El Gobierno porteño y los gremios que representan a los trabajadores municipales de la Ciudad acordaron un incremento salarial del 12%, que se pagará en dos cuotas: una en abril y otra en agosto. Así, a través de un comunicado, desde la administración de Horacio Rodríguez Larreta se anunció que el Sindicato Único de Trabajadores de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (SUTECBA), conducido por el eterno Amadeo Genta, y el Sindicato Unión Personal Civil de la Nación (UPCN) acordaron el incremento que regirá para los empleados del escalafón general y las plantas transitorias.

El acuerdo contempla un incremento remunerativo del 8% para abril y de un 4% remunerativo para el mes de agosto, lo que totaliza un incremento anual del 12%. El aumento alcanza a unos 83.000 empleados. Aunque desde el gobierno aseguraron que es “sin cláusula gatillo”, fuentes gremiales aclararon que se pactó una “cláusula de revisión” en septiembre, para hacer correcciones en base a un análisis de la evolución de la inflación. Las mismas fuentes la presentaron como la “misma cláusula” que se acordó el año pasado como revisión.

La diferencia entre cláusula gatillo y cláusula de revisión es que la primera “dispara” el aumento inmediatamente  que la inflación supera lo pactado en el acuerdo. En cambio, la revisión, y según cómo se haya redactado, habilita solamente a una nueva negociación, aunque de su espíritu se deduce habitualmente, en el marco de la buena fe, que lo pactado debería incrementarse de acuerdo al nivel que los precios superaron lo convenido.

Compartir

Dejar respuesta