La Sala 3 de la Cámara de Apelaciones y Garantías en lo Penal de Lomas de Zamora, integrada por Tomás Bravo, Jorge Tristán Rodríguez y Martín García Díaz, benefició a algunos de los procesados y detenidos en la causa “La Salada II” en la que se acusa a Enrique “Quique” Antequera de ser el jefe de una asociación ilícita. La decisión de los funcionarios judiciales va en contra del criterio del fiscal federal que lleva adelante la investigación, Sebastián Scalera, que a su vez fue denunciado por el abogado Lucio de la Rosa por “armado de causa”.

“Yo lo denuncié por, básicamente, armado de causa. Hay una testigo, Susana Ledesma, que está en el expediente y es de público conocimiento se dedicaba a recaudar dinero en los puestos que estaban en las afueras del predio. Mi pregunta es cómo una persona que ha sido denunciada, que ha cometido delitos, es hoy uno de los testigos principales para detener personas en las causas La Salada I y La Salada II”, explicó De la Rosa en diálogo con Pasión de Multitudes, por AM1300.

“No quiero un fiscal funcional a la política sino al código de procedimiento, que no cometa delitos ni apriete testigo. No quiero un fiscal que de titulares”, sentenció el letrado, aunque no se animó a decir a qué funcionario de Cambiemos responde el funcionario judicial. En ese sentido, criticó a la gobernadora María Eugenia Vidal y al ministro de Seguridad bonaerense Cristian Ritondo por enarbolar sus discursos con “la lucha contra las mafias” pese a que no se están dando en un marco legal y jurídico que respete las garantías de los imputados.

“Quiero un ministro de seguridad que hable de luchar contra las mafias pero de manera legal”, señaló de la Rosa, y puntualizó que “los funcionarios del Poder Ejecutivo tienen que respetar las decisiones judiciales y no criticarlas, para eso tenemos una división de poderes”.

Otro de los puntos que llama mucho la atención, según el abogado, es que en el marco de ambas causas el fiscal recibió a Elisa Carrió y a su asesora, que defiende a “testigos que declaran ser ex empleados de la empresa de seguridad que operaba en la feria de Quique Antequera”. “¿No son síntomas claros de que la causa tiene un color netamente político? No hablemos de culpabilidad o inocencia sino de que las personas deben ser juzgadas en un marco legal”, resaltó.

Además, el letrado enumeró otros casos que ponen en jaque la labor del fiscal Scalera. Uno de ellos es una causa donde los mismos testigos dijeron durante el juicio que fueron apretados en la Fiscalía General por el cuerpo de instructores judiciales a cargo de Scalera. El otro, que en diciembre pasado el jefe de seguridad de la feria Urkupiña se entregó voluntariamente a la Justicia, pero le quisieron hacer firmar un acta que decía que había sido detenido. “Están direccionando la investigación avasallando los derechos de todos”.

Los camaristas de la Sala 3 de la Cámara de Apelaciones y Garantías en lo Penal de Lomas de Zamora le bajaron a tres imputados la calificación de “jefes” de una asociación ilícita a “miembros”, otorgaron tres arrestos domiciliarios y criticaron la labor del fiscal Scalera en materia de investigación y recolección de pruebas. “La sala que tuvo que rever el trabajo del fiscal habla de la carencia de pruebas para sostener las detenciones. ¿Quién le pide disculpas al amigo de Quique Antequera que estuvo detenido por seis o siete meses y luego fue liberado por falta de mérito?”, indicó Lucio de la Rosa.

“Entiendo que el fiscal Scalera debería dar un paso al costado porque una persona que busca titulares y da una conferencia de prensa junto a Bullrich y Ritondo en medio de un allanamiento, está acusado de apretar testigos y tiene como testigo principal a una persona que cometía delitos en la feria no puede continuar”, agregó.

Durante la entrevista al aire de AM1300, de la Rosa destacó además la labor del doctor César Albarracín en la defensa de Jorge Castillo y la declaración que prestó Adrián Castillo “donde se están dando a conocer violaciones flagrantes de todo tipo”. En ese sentido, comentó que el sobrino de “El rey de La Salada” fue recibido por el fiscal Scalera en su despacho cuando su teléfono ya había sido intervenido por la Justicia. “Le hizo preguntas de manera informal cuando ya lo estaba investigando. La ley dice que si lo estás investigando solo lo podes recibir asesorado por su abogado”, concluyó.

Compartir

Dejar respuesta