Esta mañana se dio a conocer que un grupo de encapuchados tomó la mina de Río Turbio en Santa Cruz, donde en los últimos meses se produjeron más de 400 despidos. Según reportó Clarín y TN, el Ministerio de Seguridad de la Nación envió efectivos de Gendarmería Nacional a la ciudad, pero los agentes fueron reprimidos por dirigentes y militantes kirchneristas antes de ingresar. Sin embargo, el sindicalista Luis Barrionuevo afirmó al aire de AM1300 que no existe tal toma de la mina y que se trata de una interna sindical aprovechada por la empresa.

“Esto recién empieza, para todos los que nos entregaron”, dice el encapuchado desde el interior de Yacimientos Carboníferos Río Turbio en un video que comenzó a circular desde anoche.

Luis Barrionuevo, en diálogo con El gallo loco -por AM1300- explicó: “Esta semana había cuatro personas que ingresaron a la mina por fuera de los cuatro gremios que intervienen en la empresa. A las 9 los gremios van a dar una conferencia de prensa para aclarar la situación, que fue aprovechada por la empresa como para presentarlo como una toma de la mina. No existe tal situación y esas personas forman parte de una interna sindical”.

Además, el dirigente recordó que “continúa el conflicto. Hay 500 despidos que fueron retrotraidos, y mucha gente que se acogió a un retiro voluntario extorsivo que planteó la empresa para reducir la planta”.

Compartir

Dejar respuesta