Mauricio Macri le anunció hoy a Alfredo Cornejo, gobernador de Mendoza, que dará marcha atrás con el polémico impuesto al vino y el champagne. El proyecto original de las máximas autoridades del oficioalismo era que la alícuota de la bebida pase del cero al diez por ciento. La información fue confirmada por el funcionario provincial a la salida de Casa Rosada en donde mantuvo un encuentro con el Presidente.

“Estuvimos con todo el sector y hemos expresado nuestros fundamentos y entendemos que hemos sido escuchados”, afirmó. Ayer participó de una reunión clave con el ministro de la Producción, Francisco Cabrera, y todas las cámaras del sector vitivinícola. La idea de subir ese impuesto había causado un amplio rechazo de todos los sectores mendocinos que afirmaban que con ese valor se iba a destruir al las economías regionales.

“Siempre es bueno escuchar a los sectores, medir el impacto de las medidas y corregir si es necesario” sostuvo Laura Montero, vicegobernadora mendocina. “Se debe apoyar y ayudar a las economías regionales porque producen encadenamientos productivos, dinámica económica y fundamentalmente, empleo. Misión cumplida, hoy tenemos una buena noticia y trabajo por delante para mejorar”, celebró.

“Ante la noticia de la posible aplicación de este impuesto, pedimos una reconsideración de la medida, ir a mejoras de largo plazo y nos ofrecimos para aportar ideas, tal como se hizo. Fue nuestro deber señalar que no era una medida adecuada entendiendo que se corresponde con un Gobierno Nacional abierto al diálogo. Desde Mendoza, estamos trabajando por mejorar la economía con medidas de fondo, con diversificación y contemplando la mirada de los sectores productivos”, dijo.

En el caso puntual de hoy, Cornejo repasó con Macri diversos puntos de un estudio realizado por el Ministerio de Economía de la provincia, la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Cuyo y otros organismos que ratificaron que la bebida no genera un daño a la salud. El rubro emplea a 105 mil personas de forma directa y a casi 300 mil de forma indirecta: la producción 230 mil hectáreas en todo el territorio argentino.

Compartir

Dejar respuesta