Oportuno como él solo, Mauricio Macri aseguró ante jubilados y beneficiarios que los nuevos préstamos de ANSES a los que podrán acceder sirven “para arreglar un escape de gas”. Las palabras del Presidente generan revuelo en el contexto en que se dan: tan solo un día después de la muerte dela vicedirectora y el portero de la Escuela N° 49 Nicolás Avellaneda de Moreno, quienes perdieron la vida tras una explosión, aparentemente originada por un escape de gas en la sala de profesores.

“Vuelven los préstamos Anses, para arreglar esa habitación que lo necesita o un escape de gas, o darse algún gustito, algún viaje”, lanzó Macri durante el acto que encabezó en Quilmes junto a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal y el intendente Martiniano Molina.

Allí, el jefe de Estado anunció el relanzamiento de los préstamos destinados a jubilados, pensionados y beneficiarios de planes sociales y asignaciones familiares de la ANSES. “Esta herramienta es muy linda, como también fue la reparación histórica. Esto pasa porque decidimos hacerlo. La Argentina necesita profundizar el valor del trabajo”, agregó.

Los nuevos Préstamos ANSES, pensados para reactivar el consumo, estarán disponibles a partir del 10 de agosto para jubilados, pensionados y titulares de AUH. Estas líneas de crédito antes eran conocidos como Argenta, pero como son un símbolo del kirchnerismo, la administración de Cambiemos decidió cambiarles el nombre.

Los créditos personales tendrán una tasa de entre el 32 y el 39,5 por ciento anual (TNA), y podrán devolverse en hasta 5 años.

Los jubilados podrán disponer de hasta 80.000 pesos, siempre y cuando la relación cuota-ingreso del 30 por ciento. Los plazos son de 24, 48 o 60 cuotas y el interés del 37% anual para los créditos a dos años y del 33% anual cuando superen esos plazos.

Los pensionados tendrán la posibilidad de acceder a un préstamo de hasta 35.000 pesos, con la misma relación cuota ingreso. Los plazos de devolución son de 24 o 36 meses, con tasas anuales del 37% y del 34%, respectivamente.

Los titulares de la AUH y de asignaciones familiares podrán recibir hasta 6500 pesos por hijo con un plazo de 24 meses y una tasa del 39,5 por ciento anual.

Estos créditos tuvieron un rol muy importante en las elecciones 2017, por lo que no sorprende que Cambiemos los utilice nuevamente como as bajo la manga para los comicios presidenciales de 2019. Además, podrían ser un paliativo para la caída de su imagen por la corrida cambiaria, devaluación y creciente inflación de los últimos meses. De hecho, con ellos la ANSES estima inyectar 20.000 millones de pesos al consumo masivo.

Compartir

Dejar respuesta