El presidente Mauricio Macri garantizó que el FMI “no va a condicionar” a su administración, en cuanto a la posibilidad de que el organismo pida una modificación de las leyes laborales o el valor del tipo de cambio para brindar la línea de crédito. Así lo hizo en una conferencia de prensa, donde también aseguró que “la turbulencia cambiaria la consideramos superada”.

“Debemos reducir el déficit fiscal porque gastamos más de lo que tenemos. Es una carga que nos deja vulnerables y dependemos que el mundo nos preste dinero para financiarnos. Tenemos que acelerar la reducción del déficit fiscal”, expresó al ser consultado sobre la escalada del dólar en los últimos días, entre otras ocho preguntas que respondió.

“El Fondo no habló de las leyes laborales, tampoco jamás planteó nada del tipo de cambio”, insistió en la Quinta de Olivos. En ese sentido, aseguró: “Les decimos exactamente lo que se habla. Acá no hay agendas ocultas. No hice ninguna negociación oculta”.

Por otro lado, consultado si se recrimina algo en su gestión, contestó que “la autocrítica que tengo que hacerme es que fui muy optimista y me puse metas altamente positivas. Sentí que eso era lo que ameritaba la situación del país, que hace dos años y medio no estaba para un gran ajuste, pero tampoco podía continuar como se lo venía administrando”.

El jefe de Estado destacó el “enorme esfuerzo que han hecho los argentinos en este tiempo, con lo cual se evitó -aseguró- una crisis similar a la del 2001”. Y agregó: “Hoy estamos en una posición más sólida, pero con el mismo problema de fondo, que es el déficit fiscal. Pero tenemos otra experiencia y estamos lejos de repetir una crisis como la que vivimos en otros años”.

El mandatario argumentó que la negociación mantenida con el FMI estuvo vinculada con “valores estructurales”. “El FMI no se mete con nuestra legislación ni con el tipo de cambio. Nadie nos va a condicionar”, reiteró. Destacó, además, que el crédito del FMI al país “representa también el apoyo que el mundo está dando”. “Todos quieren que a los argentinos nos vaya bien, quieren ayudarnos”, afirmó.

Compartir

Dejar respuesta