Los peajes de la Autopista Buenos Aires-La Plata, la ruta 2, la ruta 11 y el el denominado Corredor del Atlántico aumentarán a partir de mañana viernes 15 de diciembre hasta un 71%. Con estos incrementos, un viaje ida y vuelta en auto de Capital Federal a Mar del Plata costará solo en peajes hasta 400 pesos: $150 corresponden al tramo de la Autovía 2 y $100, al Buenos Aires – La Plata.

Transitar por la autopista Buenos Aires – La Plata costará 50 pesos en hora pico y 40 pesos el resto del día, lo que implica un aumento de hasta el 25 y 33 por ciento, respectivamente. Los peajes de Samborombón y Maipú de la Autovía 2 pasarán de $45 hasta $75 cada uno. La tarifa bonificada, de lunes a viernes, llegará a $60 pero no rige durante el verano. La Corte bonaerense resolvió que los residentes de localidades atravesadas por la Autovía 2 tengan bonificado el 100 por ciento del peaje.

La ruta 11 también tendrá nuevas tarifas: el peaje de La Huella (Km. 240) aumentará a 75 pesos; el de General Madariaga pasará de $15 a $35 y el de la estación Mar Chiquita de 20 a 35 pesos. El incremento en estos peajes de Aubasa estaba previsto para febrero, cuando fueron puestos en pausa por un reclamo judicial hasta tanto el Gobierno no finalizara las obras en el Ferrocarril Roca, que comunica La Plata con Constitución y realizara obras de mantenimiento en los corredores balnearios.

«Nos mienten cuando dicen que hay un atraso tarifario porque en las concesiones viales siempre se aumentaron. La ruta 2 es un desastre y se paga el doble que en las autopistas en serio como la de Rosario – Córdoba. Es un impuesto a la circulación con cuatro peajes», criticó Ricardo Lasca, Coordinador del Comité Nacional del Usuario Vial, en comunicación con AM 1300. «Son rutas pagadas con nuestros impuestos y sin caminos alternativos. El Defensor del Pueblo, en vez de defender a la gente defiende a los políticos. No tienen idea de lo que hacen, es un disparate», amplió.

«Hablan de bajar el costo argentino y ellos mismos incrementan el costo de flete. Tenga o no tenga auto, la gente está pagando el impuesto a la circulación. Eso si, a los jubilados le dan un cinco por ciento de aumento. Encima esto pasa desapercibido. ¿Los legisladores provinciales y los intendentes donde están?», se preguntó en el programa ‘De Ida y Vuelta’.

«Para mi Vidal es una persona que no tiene idea de lo que es la provincia de Buenos Aires al igual que sus funcionarios. El ministro de infraestructura viene de la Capital Federal al igual que ella. Ni siquiera escucha a aquellos que queremos ayudarla para que no cometa errores. Nunca nos ha concedido la audiencia que le hemos pedido desde antes de que asumiera», informó.

«Ella dice que todos los días hay que escuchar a la gente, pero no tiene un minuto para aquellos que queremos ayudarla gratis. No es bronca, es dolor, tristeza y desilusión por algo que decían que era nuevo y es seguir con más de lo mismo. Nos duele como se nos ríen en la cara», lamentó en la charla.

Compartir

Dejar respuesta