El ex campeón de los cruceros por el Consejo Mundial de Boxeo entre 1995 y 1998, Marcelo Domínguez, brindó una extensa y profunda entrevista a La Sal del Boxeo, por AM 1300 Radio La Salada. El recordado ‘Toro’ aseguró que ya no habrá otra vuelta al cuadrilátero, ya que sin dar lugar a dudas expresó que “ya pasó mi etapa de boxeador. Estoy más casero que nunca, me cuesta irme de mi casa, tengo más de sesenta viajes al exterior”.

Hay una frase que da la bienvenida a su perfil en redes sociales: “No soy grande por lo que logré, soy grande porque lo logré”. Y esa frase “que no ‘elegí’, la escribí yo”, como se encargó de aclarar, resume lo que le hace sentir el cariño de los que lo rodean y lo reconocen en la calle. “Si la gente me quiere debe ser por lo que entrego como persona. La gente te ve con otros ojos, se sorprende porque dice que soy como los otros, y cómo no voy a ir al chino de la esquina a hacer las compras”, sonrió.

“Nunca se me cruzó por la cabeza volver. Cuando volví en los años me vino bien porque maté al animal salvaje que tenía adentro. Dormí al boxeador que tenía adentro, pero hoy no me nace. Además no estoy en estado. Estoy empezando a pensar que todo tiempo pasado fue mejor”, agregó entre risas en la charla con Daniel Santibáñez.

“No soy de esas personas que esquivan el bulto. Si me preguntan algo lo contesto, pero no es que me irrite algo, tengo muchos TOC. Alguna locura que me pone muy nervioso. Por ejemplo, llegar impuntual a algún lado, no me gusta faltarle el respeto a la gente”, comentó.

“Me criaron de una forma, entrenándome. Me exigieron mucho y sigo exigiéndome cuando me entreno, pero me molesta que me hablen, tener que interrumpir, pero me fastidia. Me di cuenta que el problema era de la forma que me habían criado. Eso me frena para una eventual vuelta”, concluyó el ex campeón de los cruceros.

 

Compartir

Dejar respuesta