Familiares y personal médico que trabaja con personas con discapacidad se congregaron el mediodía de este miércoles en la Plaza de Mayo para exigirle al Gobierno que términe con el ajuste en esa sensible área. Más de cien sillas de ruedas dieron vuelta a la Pirámide de Mayo en un acto que no tenía precedentes desde el 2001.

La denominada “Marcha de las sillas Vacías” busca alertar sobre la aguda situación que vivirán las personas postradas en caso de que Mauricio Macri mantenga la postura de eliminar las pensiones no contributivas por invalidez.

“El ajuste que este Gobierno le impone a la sociedad también se ensaña con aquellos sectores más vulnerables, como la discapacidad. Sólo hay un antecedente de la marcha de las sillas vacías, en el 2001, en plena crisis, por una situación similar”, afirmó Raúl Muda, representante de los médicos que atienden a personas con esta patología.

En diálogo con El Destape, pidió que “hay que evitar que haya bajas preventivas, como lo llama el Gobierno, para después ver si se lo vuelven a dar o no. Mientras tanto, la gente queda desprotegida y sin ningún tipo de cobertura” y dijo que “va a colapsar el sistema” por los recortes a las instituciones que llevan adelante los servicios de salud. 

Compartir

Dejar respuesta