“Hay muchas necesidades, la situación está mal. Falta trabajo y no hay ventas. Hay gente que tiene para vender pero no hay salida”, afirmó Margarita Barrientos, referente del comedor Los Piletones, en declaraciones radiales.

“En los Piletones tenemos mucha gente que viene a comer. A los chicos se le sumaron las familias enteras. Estamos sirviendo 2700 platos de comida por día y no alcanza”, alertó en una entrevista con El Destape Radio.

La referente social, que es conocida por su cercanía con Mauricio Macri, evaluó cómo fue este 2018 marcado por la fuerte crisis económica y alta inflación: “Ha sido un año muy duro. Si no hubiera comedor no sé dónde se alimentaría la gente”.

Compartir

Dejar respuesta