La primera actriz María Onetto charló en Sentidos, por AM 1300, acerca de la aplaudida obra que protagoniza en el Teatro Picadero los viernes y sábados a las 22.30. Se trata de ‘Sobre Mirjana y los que la rodean’, donde la acompañan Gabo Correa, Lide Uranga Flor Dyszel, Mauricio Minetti, Marcela Guerty, Fernando Contigiani García y Agustina Groba.

“Es la historia de una mujer mayor de 40 y sus vínculos con la gente que la rodea, y está contado de una manera encantadora, y con humor, con gente sin grandes dolores ni frustraciones pero que si no puede cambiar esa realidad para pasarla un poco mejor”, sintetizó la artista sobre la obra de Ivor Martinic y dirigida por Guillermo Cacace.

Respecto al creador, explicó que se trata de “un autor marginal que es de un país marginal (Croacia). Se cuenta desde el margen de lo que parecería ser el centro de las cosas, el margen de donde suceden las cosas importantes, cosas a ‘las que habría que aspirar’. A veces como espectador podés disfrutar una historia que parece alejado de vos pero está emparentado sorpresivamente. El teatro no todo el tiempo está obligado a contarte algo con lo que te sientas empatizado”, apuntó.

Sobre el argumento en sí, que comienza con la visita de una madre a su hija, sostuvo que “es hacer visible una historia mínima, conceptualmente hablando. Por qué no visibilizar ese tipo de comportamientos, quiénes son los otros, cómo te influyen. Es una escenografía no realista, formas de decir muy marcadas, Disfruto mucho de meterme en el lenguaje de la dirección, en esa cosa mas creativa, alejarse de eso que emparenta al teatro con el lenguaje televisivo. No es sencillo de actuar, pero sí hace que el espectador activamente imagine lo que le sucede y lo que siente el actor. Eso hace que los espectadores y actores estemos sumergidos en un mismo asunto., tiene algo bastante impredecible. Buscando esa pequeña ceremonia que hace que conmueva e inquiete al espectador”, valoró.

Por otro lado, cuestionó la política del Gobierno de Cambiemos en relación a la cultura: “Siento que el Estado, con el partido que está en el poder, culturalmente no está entusiasmado en ser un estímulo activo hacia lo cultural. Está con idea de ajuste y se siente a la cultura como un gasto y no una inversión. Pienso en el cine y me pondría a llorar en relación a las pocas películas que se van a poder hacer, y en el cine independiente. Ojalá se reflexione sobre la cultura de un país que es una industria también que no sólo te vincula con el mundo en los festivales sino que produce puestos de trabajo, produce desarrollo de las personales para el afuera. Que vuelva a tener una mirada, porque no es sólo cuestiones de presupuestos. Supongamos que hubiera que ajustar, que no estoy de acuerdo, pero a veces es necesario que del Estado generes ideas”, postuló.

Compartir

Dejar respuesta