Los trabajadores de los ministerios de Agroindustria nacional y el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) continúan en estado de alerta. Según fuentes sindicales, el titular de esa cartera, Luis Miguel Etchevehere, tiene planeado ejecutar una nueva tanda de despidos, además de los casi 700 empleados que ya perdieron su fuente de trabajo en el sector del agro.

“Es de una perversidad manifiesta; a mi entender goza de hacerlo”, lanzó Sebastián Rivera, secretario general de ATE, en diálogo con De ida y vuelta por AM 1300 Radio La Salada sobre las medidas dispuestas por el ex titular de la Sociedad Rural en función de la decisión del Gobierno. Por ello, la Asociación de Trabajadores del Estado convocó para este lunes a las 13.30 a una asamblea “frente a la oficina del ministro, para exigirle que dé la cara”.

Hasta el momento, del sector se despidió a 330 trabajadores de la administración central, y del SENASA una cifra similar, o sea en lo que va del año despidió casi 700 trabajadores. “Hay una disposición a nivel política de Estado, que lo excede a Etchevehere, un recorte del 50 por ciento de las horas extras que son parte esencial del salario de los que menos cobran, que sin eso se les hace difícil llegar a fin de mes, sueldos de 12 ó 13 mil pesos por ocho horas de laburo. Un recorte muy fuerte que tiene una población de 700 trabajadores damnificados por esta medida”, consignó Rivera.

Más que rumor, hay casi certeza” de una nueva ola de despidos”, alertó el sindicalista. “Esta semana se juntaron de Agricultura familiar para defiinir una nueva tanda de despidos, de un 50 por ciento de la planta de trabajadores que en total asciende a 1100. Además informaron que probablemente haya otras áreas afectadas. El director nacional de Forestales les comunicó a los trabajadores qeu puede haber bajas ahí, con lo cual hablamos de una cifra muy importante de despidos, de un ministro que a mi entender goza de hacerlo”, consideró.

Etchevehere “es uno de los ejecutores más importantes del ajuste del Estado, pelea a capa y espada para que no se les suspenda la baja de retenciones al sector del campo, y además son grandes ganadores de la megadevaluación que sufrimos todos los trabajadores, y por otro lado despide trabajadores de su ministerio y da de baja políticas que tenía esta cartera para los sectores más vulnerables como son los pequeños productores y los agricultores familiares”, detalló.

“Es de una perversidad manifiesta, por un lado defendés la pérdida de ingresos de parte del estado con las retenciones, y por otro das de baja un derecho, un beneficio que tenían los sectores más vulnerables del campo que solamente le costaba al Estado 30 millones de pesos mensuales, afectando a más de 100 mil personas, que dejás sin cobertura de obra social y sin posibiildades de comercialización de su producción, dándole ventaja a los grandes productores”, completó.

Compartir

Dejar respuesta