A un día de cumplir 40 años, Matías Alé se mostró complacido por su buen momento personal, tras haber vivido tiempos tormentosos. Justamente, señaló sobre todo lo que lo afectó que hay que “alquimizarlo, transformarlo en algo positivo, en algo bueno. Tengo sentada al lado mío a mi vieja, se ha generado un vínculo tan lindo, tan sano, que creo que todo lo que me pasó fue buenísimo, porque me di cuenta de la gente incondicional como mi mamá, mi hermano, mis amigos, que tengo al lado“.

Me siento como el Ave Fénix, resurgiendo del fondo del mar. No tengo que estar pensando en una pareja, no le consulto a nadie. Estoy solo tomando decisiones para mí, que me van a dar sus frutos y resultados con el tiempo“, agregó en una cálida entrevista con Dani Ambrosino y Andrea Bisso, por AM 1300 Radio La Salada.

A poco de emprender un viaje de placer junto a sus amigos Luciano y Guillermo Toledo, Alé confesó: “Aprendí a quererme a mí mismo, a respetarme, a decir que no, a decir que quiero descansar. Un día me quedé dormido manejando arriba de mi moto, volviendo a Ideas del Sur para ensayar el Aqua Dance“, relató.

Sé que todavía me falta, estoy en un 80 por ciento de lo que quiero llegar“, cerró el actor de las -casi- cuatro décadas.

(Por Carlos Teves – @esdul)
Compartir

Dejar respuesta