El Banco Central de la República Argentina (BCRA) decidió ayer aumentar en cien puntos básicos su tasa de política monetaria, el centro del corredor de pases a 7 días, a 28,75 por ciento anual con el objetivo principal de reducir el alto Índice de Precios al Consumidor (IPC). “Con este incremento en el sesgo contractivo de la política monetaria, la tendencia decreciente de la inflación núcleo se consolide más rápidamente en los próximos meses, de manera de converger al objetivo de inflación de 10% ± 2 puntos porcentuales para 2018”, explicaron desde la entidad.

“Es el instrumento de política monetaria que le gobierno utiliza para contener la inflación. El premio que te pagan para quedarte en pesos es elevado, sobretodo pensando en la inflación que se espera para el mismo período. El rendimiento real prometido es muy jugoso y eso, por supuesto, no está exento de costos”, explicó en AM 1300 el economista Matías Tombolini. Lo cierto es que esta no es la primera vez en el año que se toma una medida de estas características.

“Vale decir que esto le conviene al que quiere hacer plata con la plata y no trabajando. Técnicamente, a aquel que tiene un ahorro, la Lebac es una inversión que vale la pena”, explicó el ex candidato a Diputado Nacional (Ciudad de Buenos Aires) por el partido 1País de Sergio Massa. Por otro lado, sostuvo que el 2017 va a terminar con un total del 23 por ciento de inflación y eso en Argentina “sigue mostrando que se sigue situando en términos mensuales en una tasa muy elevada” a pesar de la tendencia decreciente.

“Con las señales, cuando uno mira el balance del BCRA, queda claro que 7 de cada siete dólares que entran van a al sector financiero y uno al productivo. Hay que observar los datos. Luego habrá que ser si con el devenir del tiempo que viene ésta orientación cambia. A mi me parece que vamos a tener un tipo de cambio que no tiene en el horizonte ningún sobresalto. La economía probablemente vuelva a crecer, pero que habrá que ver las variables como el endeudamiento”, explicó en Pasión de Multitudes’.

Compartir

Dejar respuesta