El Presidente de la Nación Mauricio Macri ya votó en la mesa 6584 de la Escuela N °16 Wenceslao Posse, ubicada en Juncal 3131, en el barrio porteño de Palermo. “Espero que en todos lados nos expresemos con alegría, como hasta ahora, a favor de este cambio” dijo a la prensa luego de depositar el sobre en la urna, en estas elecciones legislativas en las que la mayoría de los precandidatos ya emitieron su sufragio.

El mandatario aseguró que está intentando calmar su ansiedad, pero que se siente contento porque “todo está transcurriendo con absoluta normalidad. Felices que estemos todos acudiendo a votar”. A su vez, confirmó que almorzará con Elisa Carrió en compañía de otros amigos y su familia, y que juntos esperarán los resultados con tranquilidad.

Aunque no quiso opinar sobre Cristina Fernández de Kirchner y el hecho de que no acudirá a emitir su voto, “pregúntenle a ella” fue lo único que atinó a decir, Macri aprovechó para dar un mensaje: “Quiero que la gente sepa que estamos avanzando muy bien con el tema del amor y comprometerse con el prójimo y donar órganos a futuro. En varias localidades hay mesas donde uno puede anotarse, así que espero que aprovechen esta oportunidad”.

“No estoy al tanto del faltante de boletas pero hasta ahora no tuve información oficial de problemas”, declaró cuando fue consultado por la denuncia de Florencio Randazzo de que sus boletas no están en más de diez distritos.

El último mensaje de Mauricio Macri luego de votar fue de lo más distendido. Le dijo a los argentinos “que coman unos buenos ravioles y voten”.

Estaba previsto que el Presidente llegara a las 11 a la escuela de Palermo, aunque finalmente lo hizo casi media hora más tarde. “Buen día, ya deben estar todos en sus mesas. Les agradezco con fuerza, con ganas, con alegría que va a ser otro día importante en la historia de nuestro país. Un beso grande para todos. Mauricio”, se escuchó en un audio que envió por WhatsApp el mandatario a los fiscales de mesa.

Compartir

Dejar respuesta