Luego de conocerse los cruces de los 32avos de final de la Copa Argentina, el club Alvarado de Mar del Plata quedó en la cresta de la ola porque según el sorteo enfrentará nada menos que a Boca Juniors. Su presidente, Pablo Mirón, charló con El Deportivo, por AM 1300, y resaltó la importancia de poder enfrentar al conjunto de la Ribera dentro de la provincia de Mar del Plata, además de reconocer que el plantel está enfocado en el ascenso de categoría, por ahorael Federal A.

“Siempre uno anhela codearse con los equipos importantes del fútbol argentino”, señaló el directivo del conjunto que tiene en su plantel a Walter Ervitti -confeso hincha y socio del club, según comentó. Más allá de enfrentarse con los xeneizes, Mirón contó que están muy enfocados en el final del torneo: “La Copa Argentina es muy importante pero tenemos que enfocarnos en el ascenso de categoría. Llegado el caso presentaremos el mejor equipo que podamos; dentro del campo de juego son 11 contra 11 y a veces el menos poderoso puede dar el batacazo”.

En ese sentido, aseguró que en lo deportivo “trataremos de hacer fuerza”; y en lo meramente económico “trataremos de disfrutar, capitalizar la exposición mediática que tiene un equipo como Boca, su onda expansiva, entonces aprovecharemos lo que genera en cuanto al márketing”.

“Sería importantísimo” jugar en el estadio José María Minella que pertenece al municipio de General Pueyrredón, destacó. A tal efecto, adelantó que desde la dirigencia “harán fuerza” para jugar, si no es en ‘La Feliz’, “al menos en la provincia de Buenos Aires”.

En cuanto a la rutilante contratación del volante ex San Lorenzo, Boca e Independiente, consideró que “sin dudas él encontró en Alvarado el momento adecuado para dar una mano. Más allá de la jerarquía del jugador encontramos a una persona que aporta mucho dentro y fuera de la cancha”, apuntó.

 

Compartir

Dejar respuesta