Según un informe elaborado por el Programa de Atención a Inquilinos de la Defensoría del Pueblo, alquilar un tres ambientes en la Ciudad de Buenos Aires cuesta casi lo mismo que el ingreso promedio. Específicamente, mientras que un monoambiente tiene un valor promedio de $9.500, un dos ambientes se alquila en $12.000 y un tres ambientes en $17.200, el ingreso promedio de $18.400, según las últimas mediciones publicadas por la Dirección de Estadísticas y Censos del GCBA.

De esta manera, la proporción de un salario que se destina al alquiler supera el 50%, duplicando el promedio histórico de 25%. En tanto, las expensas ya representan el 25% del precio del alquiler. Los datos se desprenden del primer relevamiento integral del mercado de alquileres realizado desde ese espacio. El informe fue realizado entre el 13 y el 29 de agosto de este año a partir de la recopilación de datos provistos por el portal de búsqueda de inmuebles Argenprop. Se estudiaron las unidades de 1, 2 y 3 ambientes ubicadas en los diez barrios con mayor oferta de departamentos en alquiler.

El presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA), Alejandro Bennazar, analizó que “por querer beneficiar a un solo sector, terminaron perjudicando en todo aspecto, no sólo en lo que fue la migración de una unidad de vivienda a otro tipo de inversión, como cochera, oficinas, mercado financiero, sino que a la vez el aumento desmedido de los alquileres por dos motivos“.

En diálogo con De ida y vuelta, por AM 1300 Radio La Salada, el directivo de la entidad agregó un tercer elemento: “Se evita la construcción a futuro como inversión locativa de viviendas, que es lo que más falta, es decir que a futuro va a ser mayor el problema si no lo tratamos de inmediato. Se sumaron dos componentes, uno es el desabastecimiento de los alquileres, y el aumento a la presión de inquilinos, y otra es la parálisis de los créditos hipotecarios“, explicó.

En concreto, Bennazar sostuvo que “esto hace un futuro incierto y se puede graficar porque se mide sólo en Capital. Lo que todos buscamos es darle solución a los problemas que tienen los habitantes del suelo argentino. Cuando tenés desconocimiento del mercado real, como en nuestro sector, interferís en un mercado locativo con estas consecuencias que no es la primera vez que sucede. Ojalá que esto que sucede en Capital no lo repliquen en la provincia de Buenos Aires“.

Uno de los resultados más relevantes es que el m² en alquiler alcanza los $282. Esto implica que un monoambiente tiene un valor promedio de $9.500, un departamento de dos ambientes se alquila en $12.000, mientras que las unidades de tres ambientes alcanzan los $17.200. Estos datos son especialmente importantes en una Ciudad en donde sus habitantes tienen un ingreso promedio de $18.400, según las últimas mediciones publicadas por la Dirección de Estadísticas y Censos del GCBA“, advirtieron desde el Programa de Atención a Inquilinos.

Por otra parte, la organización Inquilinos Agrupados emitió un comunicado sobre la “grave situación para los que alquilamos vivienda” y manifestó su “preocupación” por el “ritmo de aumentos en el precio de los alquileres luego de la devaluación del dólar”. La alarma se encendió por el contraste entre los últimos datos oficiales sobre valor promedio del precio del alquiler y los montos relevados tras la corrida cambiaria.

Compartir

Dejar respuesta