El martes trece nunca suela pasar inadvertido, y la frase que más lo representa es “no te cases ni te embarques”. El cristianismo consideran negativo a este número ya que los que formaron parte de la última cena de Jesucristo eran trece: los doce apóstoles y Jesús, aunque se considera que el decimotercer integrante era el traidor Judas, quien mandó al hijo de Dios a la cruz.

“Yo lo tomo como un día de fin y principio”, adelantó la astróloga Mónica Eyherabide en comunicación telefónica con AM 1300. “Marte, el Dios de la guerra, tiene que ver con los cortes. Lo podemos tomar como para deshacernos de cosas que no nos sirven más, empezar de vuelta. Si tenemos acumuladas muchas cosas, podemos aprovechar el día para regalar o tirar, haciendo una limpieza”, contó.

Resultado de imagen para martes 13

“Vamos a tener el 15 un eclipse parcial de sol que tiene que ver más con la energía. Por ahí podemos estar más bajos de energía. El eclipse significa soltar y la pregunta que podemos hacer es qué dejamos atrás. Está todo relacionado. Esta semana se va a mover mucho esa energía de soltar y ver qué quiero empezar desde un lugar más puro”, explicó.

“El jueves, que es un día de poder, podemos hacer cuestiones que estén relacionadas con proyectos y futuro: agarrar un papel, escribir diez deseos que se conecten con la energía de libertad y romper viejas estructuras, al final se escribe amen tres veces, lo doblamos en tres partes y en seis meses o un año vemos qué cosas se cumplieron”, recomendó en ‘Mañanas Recargadas’.

Compartir

Dejar respuesta