Autoridades deportivas anunciaron hoy en la Casa Rosada el reparto de sedes entre Argentina, Paraguay y Uruguay de cara al Mundial 2030: según se conoció, ocho de ellas estará en el primer país y las cuatro restantes se dividirán equitativamente entre el segundo y el tercero. Las autoridades paraguayas no pudieron llegar a tiempo ya que el vuelo que los traía a Buenos Aires aterrizó en Córdoba por problemas climáticos.

Estuvo presente el presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Claudio Tapia; el secretario de Deportes de Argentina, Carlos Mac Allister; el coordinador argentino de la candidatura, Fernando Marín; el presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol, Wilmar Valdez; el secretario de Deportes de Uruguay, Fernando Cáceres; y el coordinador uruguayo de la candidatura, Eduardo Abulafia.

Marín anunció que en el viaje realizado a España consiguieron que esa nación apoye la candidatura tripartita que se daría en el marco del centenario de la competencia. “Pudimos conversar con Lionel Messi de forma privada. Le trasladamos el deseo explícito de su apoyo como el de sus compañeros paraguayos y uruguayos para que se viralice este anhelo”, explicó en la conferencia de prensa.

“A Messi le explicamos que en 2030 Messi va a seguir siendo quien es y que él va a ser la bandera de ese Mundial. En todo momento encontramos de parte de él una gran predisposición para ayudarnos. Para nosotros es muy importante sentir que contamos con el apoyo de los futbolistas”, completó Mac Allister en diálogo con los medios.

Los presentes evitaron dar precisiones acerca de las ciudades que harían de sede, aclararon que la inversión que se tendrá que hacer para albergar a las 48 selecciones será importante y que amerita hacerlo por el aniversario. Todos creen que el hecho de que en 2030 se cumplen cien años de la copa organizada por Uruguay es un claro potenciante a esta candidatura.

Compartir

Dejar respuesta