Luego de una larga batalla contra el cáncer de páncreas, murió hoy Aretha Franklin a los 76 años en Estados Unidos. La diva del soul había ingresado el domingo a un hospital de Detroit en un estado de extrema gravedad y el martes regresó a su casa, en esa misma ciudad, en donde estuvo acompañada por familiares y afectos hasta sus últimos momentos de vida.

‘Natural Woman’, ‘I Say a Little Prayer’ o Chain of Fools’ son los termas más representativos de la primera mujer en acceder al Rock and Roll Hall of Fame. 44 nominaciones, 18 Grammy y 75 millones de discos vendidos en todo el mundo son los números que dejan estos momentos de alta exposición.

“Este será mi último año. Estaré grabando, pero este será mi último año de conciertos. Esto es todo. Me siento muy enriquecida y satisfecha con la procedencia de mi carrera y dónde se encuentra”, afirmó en una entrevista en 2017. La desición fue tomada luego de verse obligada a cancelar una serie de shows y no poder formar parte de un festival de jazz en  Nueva Orleans.

La última vez que se subió a un escenario fue en Nueva York junto a Elton John con el objetivo de recaudar fondo para la lucha contra el SIDA. Sin dudas uno de sus momentos más destacados de la década lo vivió en 2009 cuando cantó en la asunción de Barack Obama como presidente de los Estados Unidos. También ha hecho lo propio en las de Jimmy Carter y Bill Clinton y en el velorio de Martin Luther King.

Compartir

Dejar respuesta