El jerarca nazi Oskar Gröning, conocido como el ‘contable de Auschwitz’, murió a los 96 años, anunció este lunes su abogado, citado por distintos medios alemanes. En tanto, un portavoz de la fiscalía de Hannover, Oliver Eisenhauer, dijo a la agencia AFP haber sido informado de la muerte de Gröning por su abogado, aunque no pudo confirmar oficialmente el fallecimiento de ese hombre condenado a cuatro años de cárcel en 2015 por complicidad en la muerte de 300.000 judíos.

“Lo único que tenemos es una carta de su abogado según la cual habría fallecido”, declaró Eisenhauer, que aseguró “no disponer todavía” de un certificado de fallecimiento, un documento que debe ser entregado por el ayuntamiento a las autoridades judiciales y cuya emisión puede tardar unos días.

Según el semanario alemán Der Spiegel, el exmiembro de las SS murió el viernes en el hospital. Gröning es uno de los últimos nazis juzgado por sus actos durante la Segunda Guerra Mundial, más de 70 años después del final del conflicto. A finales de 2017, la justicia alemana ordenó su encarcelamiento, después de que el anciano tratara en vano de sortear la detención presentando un recurso ante el Tribunal Constitucional, alegando su mal estado de salud.

Durante su juicio, había pedido perdón y reconocido una “falta moral” por su papel de “contable” del campo de exterminio nazi de Auschwitz. “Nunca he hallado la paz interior”, confesaba a finales de 2014 al diario Hannoverische Zeitung, unos meses antes de la apertura del proceso.

Compartir

Dejar respuesta