“Yo hago puchero, ella hace puchero. Yo hago ravioles, ella hace ravioles. ¡Qué país!”. Éstas recordadas líneas de la China Zorrilla en Esperando la Carroza nos remiten al comportamiento de las petroleras en estas últimas semanas. Y sí, intentamos tomarnos con humor los incesantes aumentos que YPF, Shell y Axion están implementando en el valor de sus combustibles.

Luego de que el último sábado YPF aumentó sus precios en torno al 1% y por segunda vez en una semana, Axion siguió los pasos de la empresa de control estatal e hizo lo propio en un 1% promedio para las naftas y un 3% para el gasoil.

Entre los productos con subas están la Energy 8K, que pasa de $36,50 a $36,77; la Energy 5K de $ 1,61 a $31,96; la Energy Euro + Diésel de $ 30,47 el litro a $31,50; y el diésel de $26,10 a $26,86, según reporta Ámbito Financiero.

Ambas compañías ajustaron los valores de sus combustibles por el reciente incremento de entre 5 y 7% del precio de los biocombustibles, que el Gobierno dispuso el lunes pasado

Pese a que el exministro de Energía, Juan José Aranguren, había acordado con las compañías un esquema de aumentos paulatinos que, en principio, iban a ser de un 3% máximo, la devaluación del último mes hizo que fuera imposible sostenerlo. Así lo reconoció Javier Iguacel, el nuevo titular de Energía, quien aseguró que pese a estos incrementos “seguimos teniendo el precio más barato de la región”. Además, el ministro sostuvo que no hay restricciones en el mercado y que las empresas son libres de modificar los precios de los combustibles.

Compartir

Dejar respuesta