La diputada nacional Nilda Garré presentó ayer en los tribunales de Dolores un pedido para que el juez Alejo Ramos Padilla investigue si la banda que comandaba Marcelo D’Alessio fue la que estuvo detrás de la falsa denuncia que se realizó contra ella y Máximo Kirchner acusándolos de tener una cuenta en Estados Unidos en la que se movieron 61 millones de dólares y que contaba con un saldo de 41 millones de esa misma moneda.

La información había sido publicada por primera vez por Clarín el 29 de marzo de 2015 y desde entonces, Paula Olivetto la llevó a la justicia. Casualmente, el artículo del multimedio tenía como fuente a “un americano especialista en investigaciones del sector financiero”, la misma forma en la que el falso abogado se presentaba ante la gente.

De acuerdo a Alejandro Rúa, abgado de Garré, todo se trató de “una grandiosa fake-news del diario Clarín para incidir ardidosamente en la campaña presidencial del año 2015, acusándonos falsamente de ser titulares de cuentas en el exterior y sociedades extranjeras con connotaciones gravemente delictivas”.

“El objeto de investigación principal de esta causa consiste en la actuación de una organización criminal dedicada a realizar múltiples tareas vinculadas al espionaje, que incluyeron investigaciones ilegales, extorsiones, ‘ablandes’, ‘puestas en pánico’, ‘aprietes’, ‘carpetazos’, ‘falsas denuncias’, entre otros modos de coacción e intimidación, todo ello con fines económicos y políticos”, afirmó Garré.

Compartir

Dejar respuesta