La empresa estadounidense Ocean Infinity ganó la licitación que había abierto la Armada Argentina y será la encargada de buscar al submarino ARA San Juan, desaparecido desde el pasado 15 de noviembre. La firma, que compitió contra Sistemas Electrónicos Acuáticos, cobrará 7,5 millones de dólares solo si encuentra al navío de guerra argentino o partes del mismo.

Desde este lunes corren 3 días hábiles para que se puedan presentar impugnaciones a la selección de Ocean Infinity. De no haber problemas al respecto, el jueves se elevará el dictamen para que sea firmado por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien no tiene plazos para cerrar el contrato con la empresa norteamericana.

“Jefatura podría firmar este viernes si quisiera, pero también tiene la posibilidad de hacer ver el dictamen por distintos órganos judiciales y estirar el plazo de firma”, sostuvo Luis Tagliapietra, referente de un grupo de los familiares de los 44 tripulantes desaparecidos.

Cabe recordar que tras el primer proceso de licitación organizado por el Ministerio de Defensa de la Nación, la firma ganadora (la española Igeotest) fue impugnada por supuestas irregularidades. Para esta segunda rueda, llevada a cabo por la Armada, solo se habían presentado Ocean Infinity y Sistemas Electrónicos Acuáticos, también estadounidense pero con base en Venezuela, país originario del creador de dicha empresa.

A diferencia del concurso anterior, se accedió a un reclamo de los familiares y se estableció que a la compañía ganadora no se le dará un área delimitada de búsqueda. Ocean Infinity, que participó en la búsqueda del Malaysia Airlines, solicitó 7,5 millones de dólares que solo desembolsará si encuentra la nave, mientras que SEA había pedido 7 millones de dólares más adicionales.

Compartir

Dejar respuesta