Con la autopsia y los estudios complementarios de laboratorio terminados, la junta médica integrada por 55 peritos confirmó hoy que Santiago Maldonado murió de “asfixia por inmersión” ayudada por un cuadro de hipotermia. Además, llegaron a la conclusión de que el artesano, que desapareció en medio de un operativo de Gendarmería a raíz del corte ilegal de la Ruta Nacional Nº 40, estuvo flotando “más de 72 días” en las aguas del río Chubut.

El joven había sido visto por última vez el 11 de agosto y recién encontraron el cadáver 78 días después, en inmediaciones al punto donde se produjo el accionar policial impulsado por la conducta de la comunidad mapuche chubutense Lof de Cushamen. Hay que destacar que el paso del tiempo fue calculado a través de tres fórmulas diferentes.

La primera dio como resultado que estuvo en el agua durante 53 días, la segunda por 60 días y recién la tercera, la más reciente de todas, extendió el plazo a los 72 días. Por otro lado, el informe final ratifica que Maldonado no evidenció lesiones, golpes ni fue arrastrado por la tierra. Según publica Clarín, todas las partes que participaron de las pericias -incluyendo a la parte de la familia- coincidieron con las conclusiones.

Compartir

Dejar respuesta