En medio de la polémica que está generando la nueva regulación dispuesta por el Ministerio de Seguridad de la Nación que le da nuevas atribuciones a las fuerzas federales a la hora de disparar, el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires busca impulsar el uso de las pistolas taser en la Policía de la Ciudad.

La información fue confirmada por Marcelo D’Alessandro, Secretario de Seguridad porteño, en diálogo con Radio La Red en donde en donde dijo que “van a protocolarizar el uso de armas no letales” para combatir el delito.

Lo cierto es que ya en 2010, cuando comenzaba a funcionar la Policía Metropolitana, se planteó el uso de este objeto que fue desestimado por el escándalo que se produjo debido a los casos presentados por la oposición.

Por aquel entonces, cuando Mauricio Macri aún era el jefe de Gobierno, el posible uso como arma de tortura y las muertes que se generaron en casos en donde fue implementada provocaron que se desactivara la intención de lanzarlas.

“En al menos 20 informes de autopsia analizados por la organización, los pesquisidores citaban el arma Taser como factor causal o concurrente de los fallecimientos, en ocasiones combinado con otros factores”, dice un documento presentado por Amnistía Internacional ante el Departamento de Justicia de Estados Unidos en 2007.

Compartir

Dejar respuesta