El presidente Mauricio Macri participó de una serie de pruebas antes del relanzamiento oficial del ramal Berazategui-Bosques de la línea Roca, que volverá a circular en su trayecto. Sin embargo, acompañado por la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal y el ministro de Transporte Guillermo Dietrich, el mandatario volvió a quedar en el eje de la polémica con la foto elegida para promocionar esta suerte de “acto oficial”.

El problema en cuestión detrás de la foto de la discordia estuvo en la ubicación que utilizó Macri, sentando en el asiento reservado exclusivamente para embarazadas, ancianos y personas con algún tipo de discapacidad, algo que no le dejaron pasar los usuarios de redes sociales y que verdaderamente lo fustigaron.

Con Macri, Vidal y vecinos invitados en el último viaje de prueba antes de que empiece a funcionar el tramo Berazategui-Bosques de la #LíneaRoca. Después de 3 años, el tren vuelve a parar en las estaciones gracias a la renovación y electrificación de 8,3 km de vías”, publicó Dietrich en su cuenta de Twitter, con una imagen que acompañó el mensaje.

Con el regreso del servicio entre Berazategui y Bosques, el Roca recupera sus trenes conocidos como “vía circuito”, por Quilmes y Temperley. Estos servicios beneficiarán a los pasajeros de las estaciones intermedias que podrán unir las distintas localidades de los partidos de Avellaneda, Quilmes, Berazategui, Florencio Varela y Almirante Brown, sin necesidad de trasbordos y con ahorro de hasta 30 minutos en sus viajes.

Los nuevos servicios salen de Constitución, llegan a Bosques y retornan a la terminal porteña, yendo algunos por la vía Quilmes y volviendo por Temperley, y otros en el sentido contrario.

Compartir

Dejar respuesta