Las líneas de colectivos 159, 219, 372, 300, 584 y 619, que recorren la zona sur del conurbano bonaerense con ramales que ingresan a la Capital Federal, no prestan servicio desde esta madrugada por un hecho de inseguridad. La medida de fuerza es llevada a cabo por tiempo indeterminado por las constantes agresiones e intentos de robos que sufren los conductores y pasajeros, informó la empresa Micro Ómnibus Quilmes S.A. (Moqsa).

En las últimas horas, dos choferes han sufrido agresiones en medio de intentos de robo: uno de ellos estaba a cargo de un semirápido y fue golpeado ayer por la tarde a la altura de la localidad bonaerense de Bernal y tuvieron que trasladarlo con politraumatismos en la cabeza al hospital más cercano.  Lo cierto es que la falta del servicio sorprendió a aquellas personas que a primera hora de la mañana se acercaron a las distintas paradas para abordar una unidad.

El otro conductor fue abordado en la madrugada por dos personas y, tras robarle el celular, lo apuñalaron en una pierna en cercanía a la Rotonda de Alpagatas de Quilmes. “Sufrió herida de arma blanca en una pierna. Está hospitalizado y fuera de peligro, más allá del repudiable hecho”, resaltaron los trabajadores a través de un comunicado.
Compartir

Dejar respuesta