En la Ciudad de Buenos Aires, gobierno y docentes continúan negociando lo que será el acuerdo paritario 2018. Tras la cuarta reunión que se llevó a cabo ayer en el Ministerio de Educación porteño, la ministra Soledad Acuña destacó la oferta superadora del 15 por ciento de aumento y aseguró que “la mayoría de los sindicatos se manifestó muy positivamente y reconoció que es una mejora significativa de la propuesta”. Sin embargo, la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE-Ctera) y Ademys rechazaron ese número y no descartaron medidas de fuerza.

“Nuevamente en la Ciudad, después de mucho tiempo de discusión, de poner sobre la mesa las diferencias, creo que estamos llegando a un acuerdo con los sindicatos no solamente en los aspectos de la paritaria salarial sino también en condiciones laborales y calidad educativa”, señaló la ministra.

“La mayoría de los sindicatos, que es el 80 por ciento, se manifestó muy positivamente y reconocieron que es una mejora significativa de la propuesta”, sostuvo Acuña, y aclaró que “solo dos gremios rechazaron la propuesta, pero representan al 20 por ciento de los docentes”, en referencia a UTE y a Ademys.

El Gobierno porteño ofreció a los docentes un 15 por ciento de aumento en tres tramos a cobrarse en marzo -8%-, agosto -4%- y octubre -3%-. Además, el acuerdo incluye la aplicación de la cláusula gatillo de 2017 del 3,5%, un plus de capacitación de hasta $4 mil y el pago por título universitario y de maestría de hasta el 5% del valor del salario testigo. En la reunión anterior, la propuesta había sido del 12 por ciento de aumento a pagarse en dos cuotas: un 8 por ciento en marzo y otro 4 por ciento en agosto.

“Un 15% sin cláusula gatillo representa una baja salarial. No la vamos a aceptar. A nivel jurisdiccional, el martes 3 de abril nos vamos a reunir los metrodelegados, los judiciales, los recolectores de residuos para implementar medidas gremiales contra el techo del 15%”, indicó Eduardo López, titular de UTE, en tanto resaltó que “habrá medidas de fuerza” a nivel nacional que se definirán en los congresos de CTERA de abril.

Por su parte, Soledad Acuña definió a UTE como “la CTERA kirchnerista” y se mostró conforme con el resultado de la reunión: “Creemos que pudimos llegar a un acuerdo. Es un esfuerzo para la Ciudad de Buenos Aires en el marco de la responsabilidad fiscal. Todos los gremios recibieron la propuesta y el 80% reconoció la mejora”. Por eso, dio por finalizadas las negociaciones.

Fuente: Télam

Compartir

Dejar respuesta