Con la aprobación por unanimidad del Senado de la nueva Ley de Vacunas, en donde se define a la aplicación de las mismas como “de interés nacional”, desde ahora el Calendario Nacional de Vacunación será pedido a toda persona que se acerque a realizar un trámite social/cívico.

Es así que cuando un menor ingrese o egrese de la escuela, un adulto haga el exámen preocupacional para el trabajo o cuando se tramiten el DNI, pasaporte, residencia, certificado prenupcial, licencia de conducir y asignaciones familiares se deberá entregar el documento que certifique las aplicaciones.

La norma también establece la obligatoriedad para “todas las personas que desarrollen actividades en el campo de la salud que tengan contacto con pacientes” y quienes trabajen en laboratorios también tendrán que completarlos. “La constancia de la aplicación de la vacuna, previa autorización del empleador, justifica la inasistencia laboral de la jornada del día de la aplicación”, sentenciaron en el fallo.

Compartir

Dejar respuesta