“Nadie se comunicó conmigo ni con mi entorno. Estoy dolido con Tapia por haber hablado de mi salario”, afirmó hoy el Pep Guardiola. De esa forma, desmintió al presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) que había manifestado hace unos días que estaban interesados en él aunque “tendrían que hipotecar todo” para que se haga cargo de la Selección Argentina.

“El presidente de la AFA no sabe nada de mi situación. En todo caso el entrenador debe ser argentino y hay muy buenos entrenadores argentinos”, explicó en una conferencia de prensa el actual director técnico del Manchester City. Ahora, el gran misterio está centrado en saber con quién se comunicó el referente del fútbol local.

Es que en una nota con TyC Sports, Tapia confesó que habían averiguado para contratarlo pero manifestó que es difícil por el aspecto económico. “Nosotros estábamos de acuerdo en hacer un gran esfuerzo, pero tendríamos que hipotecar todo. Es imposible”, dijo el martes.

Mientras tanto, Lionel Scaloni y Pablo Aimar (como ayudante) estarán al frente del conjunto hasta diciembre. En este lapso de tiempo, la cúpula de la AFA tendría que definir quién es el sucesor de Jorge Sampaoli, que fue despedido por los pésimos resultados logrados en el Mundial de Rusia 2018.

Compartir

Dejar respuesta