La Fiscalía Federal de Río Grande pidió la detención de 26 militares en la causa que, desde hace más de una década, investiga a oficiales y suboficiales por torturas y otros vejámenes que sufrieron 22 conscriptos argentinos durante la guerra de Malvinas en 1982.

Es la primera vez que en esta causa se piden detenciones por hechos que, para el fiscal Marcelo Rapoport, constituyen “crímenes de lesa humanidad” cometidos como “parte de un ataque generalizado y sistemático dirigido contra jóvenes reclutados y trasladados a la guerra del Atlántico Sur”.

Entre los hechos que relata el funcionario judicial se encuentra el de un grupo de entre seis y ocho soldados que fueron enterrados diez horas hasta el cuello por robar comida y una oveja porque no les daban de comer más que una sopa de agua con cebolla.

En la acción penal impulsada por el fiscal Rapoport se investigan delitos cometidos en la isla Gran Malvina, “específicamente en el ámbito de la Fuerza de Tareas Yapeyú” que encabezaba el Regimiento de Infantería 5, dependiente de la III Brigada de Infantería, cuyo jefe era Parada.

Se trata de los conocidos estaqueos y enterramientos para controlar la disciplina de los soldados por la falta de abrigo y comida.

“La aplicación generalizada de tormentos a la tropa resultó entonces la represión ilegal con la que las autoridades militares hicieron frente a los actos desesperados con los que los conscriptos -verdaderas víctimas de la hambruna, tal como antes se explicó- reaccionaron ante tremendas penurias”, señaló la Fiscalía en el extenso escrito al que accedió Télam.

La causa se originó por denuncias de los soldados tras la guerra de Malvinas. En abril de 2007 se hizo la presentación de 23 testimonios de ex combatientes conscriptos, reunidos por Pablo Vassel, que en aquel momento se desempeñaba como secretario de Derechos Humanos de Corrientes e hizo la denuncia en el ámbito de la Justicia Federal de Río Grande.

“De estos 23 testimonios originales, los soldados me manifestaron haber sido víctimas de torturas o testigos de torturas a sus camaradas y varios me referían la muerte por hambre de tres soldados correntinos”, explicó Vassel.

Compartir

Dejar respuesta