Los fiscales Carlos Rívolo y Carlos Stornelli pidieron hoy la detención del CEO del Grupo Techint, Paolo Rocca, apelando de esa forma la decisión del juez Claudio Bonadío que pretendía procesarlo por asociación ilícita sin prisión preventiva. El fallo final contra el empresario que aparece indirectamente en los cuadernos de Oscar Centeno llegará de la mano de la Cámara Federal.

En la última declaración que brindó ante la Justicia dijo no estar enterado de los pagos indebidos que Luis Betnaza, anterior ejecutivo del grupo, realizó a funcionarios de la gestión anterior. Este último reconoció haber mantenido encuentros con Cristina Fernández a quien le pidió que “intercediera” con Venezuela para que no estatizaran a una de las firmas que integraban el holding.

La figura de Rocca, que se encuentra procesada con un embargo de cuatro mil millones de pesos y la imposibilidad de salir del país, fue apuntada a Bonadío por el financista Ernesto Clarens por entregar supuestas coimas durante la gestión anterior.

Compartir

Dejar respuesta