El «bajón comercial» tuvo uno de sus puntos más complicados en noviembre del año pasado cuando, según se conoció en las últimas horas, las ventas financiadas a través del Ahora 12 se derrumbaron un 42 por ciento y por lo que tuvieron que bajar hasta diez puntos las tasas que se cobran de interés ya que dejó de ser atractivo para los clientes usar este sistema.

Con este panorama, otro de los datos negros de la economía, las tasas bajaron del 61 al 52 por ciento en el Ahora 3, del 66 al 57 por ciento en el Ahora 6, del 71 al 61 por ciento en el Ahora 12 y del 73 al 63 por ciento en el Ahora 18. Aprovecharlas son la única opción para los compradores que desean usar las cuotas ya que el Costo Financiero Total (CFT) asciende a 182% en tres cuotas, 188% en seis, 197% en doce y 217% en dieciocho.

Los problemas, según revela un empresario a El Cronista, también afectan sus negocios: “El gran problema son las tasas de referencia, que subió mucho el costo de financiamiento. Como fabricantes, el gran problema que tenemos es que los retails nos han dejado de comprar por la falta de financiamiento, ya que si bien hay productos nacionales, hay muchos otros que son importados y están en dólares, por lo que la devaluación les pegó muy fuerte».

Compartir

Dejar respuesta