Los cambios sociales que están generando la lucha de las mujeres por una mayor igualdad ante los hombres cada vez rinde más frutos. Por primera vez en los 226 años de historia de Wall Street, la bolsa neoyorquina será dirigida desde este viernes por una mujer.

La elegida para reemplazar a Thomas Farley es Stacey Cunningham, de 43 años, quien empezó como pasante en Wall Street en 1994. “Stacey representa una nueva generación de liderazgo para la Bolsa”, comentaron a través de un comunicado desde la entidad.

Cunningham es graduada en ingeniería industrial por la Universidad de Lehigh en Pensilvania, y desde hace tres años era responsable de las operaciones de la Bolsa de Nueva York (NYSE). Con su nombramiento, dos de las tres grandes bolsas de Estados Unidos quedarán a cargo de mujeres, sin dudas un gran avance en un mundo donde estamos acostumbrados a que los hombres sean los líderes.

En 1994, cuando Stacey Cunningham ingresó a la bolsa, de 1300 trabajadores solo tres docenas de mujeres se desempeñaban en la sede neoyorquina, según recuerda The Wall Street Journal. En un discurso reciente, la ejecutiva contó que su gran inspiración fue Muriel Siebert, la primera mujer que trabajó en la bolsa en 1967.

Compartir

Dejar respuesta