La prestigiosa revista National Geographic publicó un llamativo titular con el que busca redimirse de lo que considera años de racismo y perpetuación de tópicos, en relación a cómo presentaron “las cuestiones raciales” durante mucho tiempo en sus contenidos. “Durante décadas, nuestra cobertura fue racista. Para superar nuestro pasado, debemos reconocerlo”, reza el mensuario en sus primeras planas.

Para este número, la revista habló con el fotógrafo y profesor de Historia de África en la Universidad de Virginia John Edwin Mason. Tras profundizar en sus archivos, Mason destacó que, en la década de los 70, National Geographic ignoró a las personas de color que vivían en los Estados Unidos, y rara vez los reconoció más allá de los trabajadores domésticos, según destaca la propia revista. Mientras tanto, Mason apuntó que las publicaciones mostraban a los “nativos” de otros lugares como exóticos, famosos y con frecuencia desvestidos, felices cazadores, nobles salvajes y todo tipo de clichés.

Una de las conclusiones del profesor es que “National Geographic hizo poco para empujar a sus lectores más allá de los estereotipos arraigados en la cultura estadounidense blanca”. “Los estadounidenses obtuvieron ideas sobre el mundo a partir de las películas de Tarzán y de las burdas caricaturas racistas”, afirma Mason. ““La segregación fue como fue. National Geographic no estaba educando, sino reforzando los mensajes que ya recibían y haciéndolo en una revista que tenía una autoridad tremenda. National Geographic nace en el apogeo del colonialismo, y el mundo se dividió en colonizadores y colonizados. Esa era una línea de color, y National Geographic estaba reflejando esa visión del mundo”.

Esta reflexión lleva a la décima y actual editora de la revista, Susan Goldberg, quien destaca ser la primera mujer y primera judía en ocupar el cargo, a “compartir las espantosas historias del pasado de la revista”. Entre ellas se halla una historia de 1916 sobre Australia: “Debajo de las fotos de dos aborígenes, el pie de foto dice: ‘Hermanos negros de Australia del Sur: estos salvajes son los más bajos en inteligencia de todos los seres humanos'”.

“Confrontemos el uso vergonzoso del racismo como una estrategia política y demostremos que somos mejores que esto. Quiero que un futuro editor de National Geographic revise con orgullo nuestra cobertura, no solo sobre las historias que decidimos contar y cómo las contamos, sino sobre el diverso grupo de escritores, editores y fotógrafos detrás del trabajo”, concluye Goldberg.

Compartir

Dejar respuesta