El informe final forense sobre la muerte de Santiago Maldonado reveló que el joven murió pocos minutos después de entrar a las frías aguas del río Chubut, en el marco de la represión llevada a cabo por efectivos de Gendarmería el pasado 1º de agosto en el Pulof de Cushamen.

Según los peritos que participaron de la autopsia de su cuerpo, el artesano se ahhogó rápidamente con hipotermia debido al peso de su vestimenta, en casi 20 kilos lastrada por el peso del agua, la temperatura del caudal y otros factores.

El informe definitivo, firmado de conformidad por todos los peritos oficiales y de parte, establece que el cuerpo permaneció sumergido en el lecho del río Chubut “para luego aflorar pocos días antes del hallazgo”. Para arribar a esa conclusión, según abunda el texto forense publicado por un medio de Buenos Aires, se estudió la fauna cadavérica y se descartó toda presencia de fauna cadavérica terrestre.

Además, según investigadores judiciales, quedó científicamente descartada la teoría de que el cuerpo del joven fue “plantado”.

Compartir

Dejar respuesta