Ricardo Meloni Caffarelli (hijo de Walter Nelson y nieto de Osvaldo Caffarelli) trabaja como preparador físico en el CEDEM 2 de Caseros junto al gran Juan Ledesma, y adelantó en diálogo con Daniel Santibañez por La Sal del Boxeo (AM1300) lo que se viene este 2018 para su equipo, así como calificó la evolución de sus boxeadores: “Fabián Maidana, Nery Romero, Érica Farías y Cecilia Román van a tener un gran año, se vienen desafíos importantes”.

“Es un plantel que día a día va creciendo, gracias al trabajo y profesionalismo de Juan los boxeadores quieren venir con nosotros. Pero el que mucho abarca poco aprieta, así que seguramente vamos a tener que incorporar más gente al grupo porque no nos alcanzan las manos. Estamos rondeando los 20 boxeadores”, señaló.

Ricardo contó que en una semana arrancan la pretemporada, primero por la parte física, la que le corresponde a él, y en febrero con la técnica. “Es un 50 y 50 la importancia de cada etapa. Cada estrategia de pelea va acompañada de una preparación física diferente”, explicó Meloni Caffarelli.

“Nery cambió mucho su forma de pelar por el trabajo en general que hacemos. Hubo que sacarlo de ese peleador callejero, que se quería llevar todo por delante, para convertirlo en un boxeador profesional. Hubo que hacer borrón y cuenta nueva. El “enano” se porta de 10, es muy responsable y serio a la hora de trabajar, y permanentemente quiere evolucionar”, resaltó el entrenador sobre Romero.

Un caso similar fue el de Érica “Pantera” Farías, según relató Meloni Caffarelli: “Hubo que volverla al principio, hacerla una boxeadora. Nos sorprendió que cuando se unió al grupo desconocía determinados trabajos físicos básicos. Pero la negra le puso toda la onda y salimos al frente”.

Román se refirió también a los boxeadores que entrenó en la Selección y que hoy tienen un gran futuro por delante: “Alberto Melián pinta bien, es un pibe prolijo, que se cuida y entrena. Fernando Martínez y Leandro Blanc también. Son chicos que le pueden dar mucho al boxeo”.

Y agregó: “Brian Castaño sabe siempre lo que tiene que hacer y cada vez que se sube al ring da todo lo que tiene. Lo tuve en la Selección y cuando lo veías entrenar se te salían los ojos. Es de esos chicos que están tocados por la varita. Es un fuera de serie, muy buen chico”.

Por último, el entrenador se refirió a la pelea que tendrá el próximo 10 de febrero Omar Narváez contra el sudafricano Zoloni Tete: “Demostró que es un gran boxeador y que hoy a sus 42 años nadie le va a hacer sombra. Ganándole a Tete, sigue en carrera”.

“Hay boxeo para rato, el tema es seguir en la línea y no desviarse”, concluyó Ricardo Meloni Caffarelli al aire de AM1300.

Compartir

Dejar respuesta