Juan Román Riquelme está en el ojo de la tormenta de Hacienda de España por haber evadido impuestos hace diez años, cuando se encontraba jugando para el Villarreal. El futbolista, uno de los máximos ídolos de Boca Juniors, fue condenado por ese organismo a abonar la suma de 573.540 euros por “birlar” al fisco por cobrar derechos de imagen offshore.

“El caso fue por lo contencioso porque hace años Hacienda era más benévola y no veía delito fiscal”, dice el texto de la sentencia que aún puede ser apelada ante la Cámara de Casación. El club español ya había recibido una condena en septiembre del año pasado por haber abonado dinero en paraísos fiscales: otro de los que seguramente será citado es Diego Forlán.

Riquelme llegó al Villarreal en 2002, jugó 143 partidos, marcó 43 goles y llevó al equipo a ganar la Copa Intertoto de 2003 y 2004 y a las semifinales de la Champions League del 2005-2006. En esos años, el jugador cobró sus derechos de imagen y otras comisiones evadiendo los impuestos por lo que la maniobra fue detectada y se produjo este fallo.

Compartir

Dejar respuesta