Roberto Rilo, integrante de la comisión de la Federación Argentina de Boxeo, habló en AM 1300 de la polémica que surgió en torno a Pablo Migliore, que se lanzó esta semana como boxeador sin contar con una licencia oficial que lo avale.

«En ningún momento vino a la Federación, el reglamento está hecho para cumplirlo y uno de los artículos dice que para ser boxeador profesional antes hay que ser amateur. En esta caso no cumple ninguna de las pautas establecidas», dijo en ‘La Sal del Boxeo’.

En el marco de las peleas de Romina Güichapani Vs. Cintia Castillo y Damián Yapur Vs. Mauro Godoy en Río Gallegos, Santa Cruz, comentó que «no es una eliminatoria» y que «puede estar vendida por los promotores, pero es para sumar puntos y ver una eliminatoria de cara al título».

Compartir

Dejar respuesta