Desde Quilmes, en Irigoyen y Guido, donde todos los días trabaja “con un plantel numeroso”, Rubén Paniagua se mostró esperanzado en el futuro del boxeo argentino y sostuvo: “Confío en el boxeo argentino”, en diálogo con La Sal del Boxeo, por AM 1300 Radio La Salada.

El tío y uno de los mentores de Sergio ‘Maravilla’ Martínez, nada menos, prepara actualmente al platense Ezequiel Maderna para su revancha ante Martín Fidel Ríos, con quien cayó en febrero último. “(Ser entrenador) es un placer porque hago lo que me gusta. El choque de Maderna es interesante más que nada porque Ríos cuando nadie lo esperaba nos ganó, en una noche que le salían todas y nuestras no entraba ninguna”, palpitó.

Más allá de sus dirigidos, Paniagua elogió al boxeo argentino, al considerar que “es una fuente inagotable de valores, siempre los hay. Después de una buena camada hay un par de años que quedamos medio huérfanos”, observó.

Por otra parte, dedicó grandes palabras para Brian Castaño: “tiene todo. Lo conozco de sus comienzos, no es un boxeador común y por eso está donde está. Él va a ser un puntal y después van a seguir varios valores que van a brillar a nivel mundial. Yo confío en el boxeo argentino”, valoró.

Asimismo, cuestionó que “las bolsas en el boxeo argentino están muy bajas. Hace tres años están sin moverse”. En ese sentido, señaló que trabaja con chicos a 4 y 6 rounds y “no cubren los gastos”. Además, contó sobre el nacimiento de la A.M.B.A.P.A, Asociación de Managers y Boxeadores Argentinos Profesional y Amateur: “Teníamos un techo; para hacer fuerza hay que estar asociados, tener un proyecto común”, apuntó.

Compartir

Dejar respuesta