Un sacerdote y el portero de un jardín de infantes de San Pedro quedaron detenidos en las últimas horas acusados de abusar sexualmente de al menos cuatro nenes de entre 3 y 5 años que concurrían al Jardín Belén. Ambos se declararon inocentes y pidieron ser excarcelados.

Todo comenzó a principio de este año cuando se radicó una denuncia contra de los sospechosos, uno de ellos, de 58 años y a cargo de la parroquia San Roque y el restante auxiliar del establecimiento de 46.

Tras una extensa investigación, que incluyó la realización de entrevistas a las víctimas en cámara Gesell, autoridades judiciales ordenaron la captura de los imputados, acusados de abuso sexual agravado.

“Esto es algo que se trabajó con mucha cautela. La detención sorprendió a San Pedro”, afirmó la periodista Jésica Actis Dato en AM 1300. “La mamá que hizo la denuncia contó que bautizó a la hija y después abusó de ella. Los testimonios de los padres son desgarradores”, dijo.

“Hay gente que no cree que el sacerdote sea el culpable”, advirtió la comunicadora del diario local que comentó que hubo una especie de abrazo simbólico para solidarizarse con el cura ya que dicen que esto estaría orquestado por una familia.

Intervienen en la causa UFI N° 8 descentralizada de Baradero, a cargo del Dr. Hernán Carlos Granda; y el Juzgado de Garantías N° 2, del Dr. Ricardo Luis Prati, ambos pertenecientes al Departamento Judicial San Nicolás.

Compartir

Dejar respuesta