El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) informó que las ventas en supermercados se desplomaron un 4,2 por ciento durante agosto en comparación con el mismo período del año pasado. La misma tendencia se registró en auto-servicios mayoristas (2,8 por ciento) y en grandes centros de compra (2,6 por ciento).

El organismo difundió la variación de las ventas en estos canales, sin efecto de la inflación ni factores estacionales para agosto, que, en la comparación con julio, mostró una baja del 2,8 por ciento en los supermercados, del 3,7 por ciento en los autoservicios mayoristas y del 16 por ciento en los shoppings.

El Indec difundió además que durante agosto las ventas en los supermercados, a precios corrientes, sumaron 34.491 millones de pesos, de las cuales 34,9 por ciento se hicieron en efectivo, 25,7 por ciento mediante tarjeta de débito, otro 32,8 por ciento abonadas con tarjeta de crédito y el 6,5 por ciento restante con “otros medios de pagos”.

En tanto, en los auto-servicio mayoristas, durante agosto las ventas en los supermercados, a precios corrientes, sumaron 6.579 millones de pesos, de las cuales 56,7 por ciento se hicieron en efectivo, 16,5 por ciento con tarjeta de débito, 15,4 por ciento abonadas con tarjeta de crédito y el 11,4 por ciento restante con “otros medios de pagos”.

En los “grandes centros de compra”, donde la oferta de productos y servicios es mas heterogénea, ya que ingresan rubros como “Patio de Comidas” o “Juguetería”, la facturación a precios corrientes ascendió a 6.096 millones de pesos, con un aumento interanual del 23,2 por ciento contra una inflación minorista de 34,4 por ciento respecto a igual mes del año pasado.

Compartir

Dejar respuesta