Sergio Abrevaya, legislador por el partido GEN, se refirió a la polémica que hay en el ámbito porteño por el embate de Roberto Lavagna a la lista que buscaba competir dentro de ese espacio con la de Matías Tombolini y Marco Lavagna. «Es una proscripción», definió en diálogo con AM 1300.

«No puede quedar firme que una Junta Electoral diga lo que se le canta. Como sucede en algunas provincias en donde un caudillo guía y el resto acata, acá decidieron impugnar creando esta situación en la que nos dieron la razón tres veces y la Cámara cedió. La cuestión es tremenda y no se puede dejar pasar», explicó.

«La Corte tiene que resolverlo porque hay que atenerse a las reglas y no se puede mentir», explicó. «Fue una batalla judicial iniciada por Marco Lavagna y Tombolini. Es una lista de familiares y amigos«, dijo en referencia a que en ese sector está como candidata la esposa del economista, varios familiares e integrantes del APP, el espacio económico que preside.

«Ellos judicialmente nos persiguieron en toda las boletas y lograron que nos bajen dos. Aparte, Roberto Lavagna nos negó la posibilidad de que nuestra lista en la ciudad vaya pegada a la suya a nivel nacional. Él dijo en todos los programas que pudo que nuestra lista no era la oficial y la gente no sabe todo este entuerto lamentable para el sistema democrático porque no permitieron la interna. La ley te permite que puedas competir dentro de un mismo espacio con ofertas diferentes», agregó.

Compartir

Dejar respuesta