Las imágenes del vuelo Sujoi SSJ100, operado por la aerolínea nacional Aeroflot, que aterrizó ayer incendiado en el aeropuerto Sheremetyevo de Moscú, capital de Rusia, conmocionaron al mundo: de los 78 pasajeros que estaban a bordo, 41 murieron.

Los videos que se viralizaron en las redes sociales mostraron cómo algunas personas saltaban por un tobogán inflable hasta la pista mientras la aeronave se consumía en llamas. Si bien han pasado unas 24 horas del hecho, aún las causas oficiales del incidente se desconocen.

Lo más claro es que despegó desde Sheremetyevo con destino a Murmansk, norte de Rusia, pero tuvo que volver por un desperfecto técnico: en el aterrizaje forzoso se produjo el incendio. De acuerdo a los pasajeros que pudieron declarar, el avión rebotó varias veces contra la pista

Compartir

Dejar respuesta